Press "Enter" to skip to content

4 formas de cultivar un huerto estacional óptimo

admin 0

El clima afuera es espantoso, pero los fuegos son tan deliciosos. Ahora que estamos en diciembre y el invierno está en camino, es hora de pensar en lo que puede hacer para preparar su jardín para la próxima primavera. Ya sea que esté deseando desenterrar algunos bulbos o plantar algunas semillas, hay muchas cosas que deben considerarse antes de comenzar su proyecto. En esta publicación de blog, discutiremos cuatro formas de asegurarnos de que su experiencia de jardinería sea lo más fluida posible.

1. Espere la época adecuada del año

Dependiendo de dónde viva, su suelo puede estar congelado en este momento o aún puede retener algo de calor. Si está pensando en plantar cualquier cosa con un sistema de raíces (como arbustos, árboles y césped), espere hasta la primavera cuando el clima se haya calentado lo suficiente para sostenerlos. Si solo está plantando flores, ahora es un buen momento. Cualquier cosa con un tallo largo se puede plantar ahora mismo porque no echa raíces. Si prefiere cultivar su propia comida, esta es la época del año en la que es mejor comenzar las semillas en el interior para que crezcan antes de que llegue la primavera y el suelo se vuelva demasiado duro para que puedan atravesarlo.

2. Evalúe su tipo de suelo y modifíquelo según sea necesario

También es fundamental comprender qué tipo de suelo tiene antes de comenzar a seleccionar plantas. Si su suelo es principalmente de arcilla, que retiene el agua durante mucho tiempo, querrá cultivar plantas que no requieran tanta agua. Las hortensias tipo arbusto y la hiedra inglesa son buenas opciones para el suelo a base de arena (que drena el agua rápidamente si tiene más de una mezcla de los dos, algunas buenas opciones son hostas y helechos. También hay muchos libros disponibles que pueden ayudarlo a determinar qué tipo de suelo es su, o puede hacer una búsqueda en Internet para “probar su suelo” para encontrar algunas herramientas en línea que lo ayudarán. No importa cómo evalúe su suelo, es importante enmendarlo con materiales orgánicos como compost o estiércol para asegurarse de que sus plantas obtengan los nutrientes que necesitan.

3. Conozca el momento adecuado para fertilizar

La fertilización es una parte importante de la jardinería porque garantiza que sus plantas obtengan todos los nutrientes que necesitan, pero deben aplicarse en el momento adecuado. Debido a que hay tantos fertilizantes diferentes en el mercado, es importante que lea las instrucciones del fertilizante elegido para determinar cuándo debe aplicarse. Los tres tipos de fertilizantes más comunes tienen estos números: 10-10-10, 5-5-5 y 20-20-20. Estos números representan la proporción de nitrógeno, fosfato y potasio que contiene su fertilizante, respectivamente. El nitrógeno produce un follaje exuberante, mientras que el fosfato ayuda a mejorar el crecimiento de las raíces y la potasa ayuda a producir flores brillantes y mejora el desarrollo de la fruta.

Es importante averiguar qué cantidad necesita antes de fertilizar, pero también cuándo fertilizar. El mejor momento para fertilizar es cuando las plantas comienzan a crecer activamente, lo que generalmente ocurre una vez que el clima se calienta en primavera. Otro factor importante es que algunas plantas tienen un período de inactividad durante el invierno en el que necesitan poco o ningún fertilizante. Para determinar si esto se aplica a sus plantas, puede mirar su etiqueta o hacer una búsqueda en Internet de “planta x requiere _________” con la planta de su elección para averiguar qué necesita.

4. Sepa cuándo regar

Al planificar su jardín, necesita saber cuándo y con qué frecuencia lo regará para no regar accidentalmente en exceso o bajo el agua. Es importante controlar la humedad del suelo de su jardín todos los días porque puede cambiar rápidamente. Existen varios métodos para revisar el suelo, como clavar el dedo en el suelo o colocar una manguera de remojo encima durante la noche y medir la cantidad de agua que se ha absorbido por la mañana. También puede comprar un medidor de humedad para este propósito.

El mejor momento para regar su jardín es cuando el suelo ha pasado de húmedo a seco. Si planea usar un aspersor, es mejor no regar a la mitad del día porque eso puede causar la acumulación de hongos en sus plantas. En su lugar, use una manguera de remojo o espere temprano en la mañana o al final de la tarde. También es importante que si bien los sistemas de riego son excelentes porque riegan por usted, también pueden regar su jardín en exceso si no se usan correctamente. Si tiene un sistema de riego en su lugar, es importante instalar un sensor de lluvia para que el riego se apague cuando el suelo ya esté lo suficientemente saturado. Esto le ahorrará tiempo y dinero en su factura de agua.

Si está planeando todo esto de antemano, es importante recordar que las plantas necesitan tiempo para recuperarse antes de que vuelvan a regarse. Eso significa que si las riega todos los días, la tierra se satura cada vez menos con cada riego, lo que finalmente dañará sus plantas, ya que no pueden absorber toda el agua. En cambio, los tipos de plantas que solo necesitan agua cada pocos días deben espaciarse en consecuencia o puede dar un paso atrás y regarlas solo dos veces por semana.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *